Mary Trump, la madre migrante del presidente de Estados Unidos

Un reportaje de The New Yorker, recuerda que MacLeod, después de viajar un par de veces de Estados Unidos a Escocia, bajo la ocupación de “criada” o “doméstica”, eventualmente se convertiría en Mary Trump, la madre del presidente.

 

En 1929 y con 17 años, Mary Anne MacLeod llegó a Nueva York bordo del S.S. Transylvania proveniente de Tong, una remota comunidad de pescadores de Escocia. Los escoceses habían emigrado durante años tratando de encontrar mejores oportunidades.

Un reportaje de la publicación The New Yorker recuerda que, MacLeod, después de viajar un par de veces a De Estados Unidos a Escocia, bajo la ocupación de “criada” o “doméstica”, eventualmente se convertiría en Mary Trump, la madre de Donald, el presidente de los Estados Unidos y encontraría una comunidad bien establecida de compatriotas y mujeres, incluyendo a dos de sus hermanas.

“Al igual que el padre de Barack Obama, la madre de Trump era inmigrante. Pero Trump no solía sacar a relucir su ascendencia escocesa en la campaña electoral. El sitio web de su campaña no mencionaba a la matriarca nacida en Escocia. Sólo Ted Cruz sacó a la luz el tema en un debate presidencial republicano en enero”, dice el reportaje de The New Yorker.

Mary Anne MacLeod nació el 10 de mayo de 1912. Su padre, Malcolm, era un pescador en la remota Isla de Lewis y su madre fue Mary Smith.

“En los años treinta, MacLeod se reunió con Frederick Christ Trump en un baile, y los dos se enamoraron, según un perfil de 2005 de la familia Trump en Real Estate Weekly”, dice The New Yorker.

En 1936 Frederick Trump y Mary MacLeod se casaron en 1936 y se establecieron en Jamaica, Queens, en ese momento un refugio para los inmigrantes de Europa Occidental. En 1940, la pareja vivía con sus dos hijos y una criada escocesa, según los registros censales. El valor de su casa era de 12,500 dólares (214,000 dólares hoy).

El 10 de marzo de 1942, el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Brooklyn otorgó la naturalización a Mary Trump.

La fortuna de Frederick Trump se elevaría con el boom inmobiliario de la posguerra, mientras multitudes de viviendas de clase media brotaban en Brooklyn y Queens. Como esposa de un desarrollador rico, Mary Trump se convirtió en una asistente regular en el circuito social de Nueva York y trabajó en una serie de causas filantrópicas, incluyendo organizaciones de parálisis cerebral y adultos con discapacidad intelectual.

En su libro de 1997, “El arte del regreso”, Trump elogió a su madre e indirectamente criticó a otras mujeres en su vida. “Parte del problema que he tenido con las mujeres ha sido tener que compararlas con mi increíble madre, Mary Trump”, escribió el magnate inmobiliario.

Mary Trump murió a los 88 años en la ciudad de Nueva York, en 2000, apenas un año después de su marido.

“Hoy en día está enterrada en un cementerio en New Hyde Park, Nueva York, junto a su esposo, su hijo Fred C. Trump Jr. y su madre y suegro. Más de un tercio de las personas que viven en el barrio que rodea el cementerio son de origen extranjero”, dice el reportaje.

Nota completa en Forbes.

 

Se parte de la discusión