Policías atacan a mexicanos y no son castigados

En los últimos años se han incrementado los ataques a mexicanos, y latinos en general, por parte de la policía estadounidense.

Entre el 2008 y el 2016, se han registrado más de 400 agresiones a mexicanos por parte de policías norteamericanos, muchos de estas agresiones han acabado en asesinato y ninguna ha sido castigada por las autoridades correspondientes.

De acuerdo al registro realizado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en 251 agresiones propiciadas por policías estadounidenses no había un argumento para proceder legalmente en contra de los policías, ya que se procedió de manera adecuada o “en defensa propia”. Hasta el momento 125 agresiones se encuentran pendientes para ser resueltas y otras 29 se han resuelto extrajudicialmente.

Sin embargo, hasta el momento ningún policía ha sido enjuiciado o castigado con prisión por las agresiones y asesinatos en contra de los mexicanos.

Arizona es el estado con mayor número de casos con acusaciones por el uso excesivo de fuerza en contra de mexicanos, seguido de Texas y California.

Unos de los casos resueltos es de Anastasio Hernández, quien murió de golpes y toques eléctricos proporcionados por agentes fronterizos en el año 2010. Ante el hecho, la familia procedió legalmente de dos formas, uno legal y otro por la vía civil. En la primera las autoridades del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en noviembre de 2015, desechó la acusación por no  tener argumentos, ni evidencia suficientes para perseguir cargos criminales por violación a derechos civiles.

La segunda, la civil, fue resuelta cuando la defensa de Hernández acordara que se desistirán de la demanda, siempre y cuando el gobierno norteamericano los indemnizara con un millón de dólares.

Fuentes: ADN 40, Animal Político y Liberal

 

 

 

Se parte de la discusión