Por qué son tan polémicos los oleoductos Keystone XL y Dakota Access, vetados durante el gobierno de Barack Obama y que Donald Trump acaba de autorizar

Barack Obama lo vetó en 2015, pero ahora se hará realidad por decisión de Donald Trump.

En su segundo día de trabajo en la Casa Blanca, el nuevo mandatario estadounidense firmó una orden ejecutiva para autorizar la construcción del oleoducto Keystone XL, cuyo objetivo es transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Trump también aprobó la construcción del controvertido oleoducto Dakota, que en 2016 fue causa de enormes protestas por parte de comunidades indígenas que llevaron al Ejército a explorar rutas alternativas para este proyecto.

En ambos casos, el nuevo presidente puso como condición que los proyectos se ejecuten utilizando acero estadounidense.

“A partir de ahora vamos a comenzar a hacer oleoductos en Estados Unidos“, dijo Trump, quien firmó un documento que exige que los materiales que se utilicen en la construcción de ambos proyectos sean procedentes de su país.

“Vamos a renegociar algunos de los términos (del acuerdo). Y si les gustan, veremos si podemos conseguir que se construya ese oleoducto. (Crearán) muchos empleos, 28.000 puestos de trabajo, grandes empleos en la construcción”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca a propósito del proyecto Keystone XL.

 

Seguir leyendo.

Se parte de la discusión